Latest Entries »

0001

Anuncios
  1. Pueden participar todos los usuarios de la Red de Salud Mental de Aragón, mayores de edad.
  2. El tema es libre. Se admitirán, como máximo, tres obras por participante, escritas en español.
  3. Se otorgarán dos premios. Primer premio: 350€ y diploma. Segundo premio: 150€ y diploma.
  4. El plazo de admisión finaliza el 8 de noviembre de 2019.
  5. Los trabajos deben ser originales e inéditos, no habiendo sido presentados a otros certámenes. La extensión máxima, incluido el título, será de tres folios (DIN A4) por una cara, en letra tipo Times New Roman, tamaño 12 y 1,5 de interlineado.
  6. Se remitirán mediante correo o entrega en mano, por duplicado, haciendo constar en el sobre 6º Concurso de Relatos Cortos “Homenaje a Leonor Lorente”. Además, se incluirá un segundo sobre cerrado (plica) con el título de la obra en el exterior y, en el interior, nombre y apellidos, año de nacimiento, dirección completa y teléfono del autor. Dirección de envío:

         Centro de Día Romareda

        c/ Asín y Palacios, 4

          50009 Zaragoza

  1. El jurado estará compuesto por Dña. Carmen Lorente, miembros de Asociación El Puerto, C.R.P. Ntra. Sra. del Pilar, Taller de Lectura del Centro de Día Romareda y el escritor Julio Cristellys, cuyo voto será de calidad en caso de empate. El jurado se reserva el derecho de interpretación de las bases y de cualquier aspecto no previsto en ellas.
  2. El fallo del jurado será inapelable. El resultado se comunicará a los autores premiados mediante llamada telefónica durante la segunda semana de diciembre.
  3. Los galardonados deberán acudir personalmente a la entrega de premios. El día, hora y lugar de dicho acto se expondrán en el tablón de anuncios de la Asociación El Puerto, en el Centro de Día Romareda, y en el blog de la Asociación https://elpuertozgz.wordpress.com/
  4. Los textos presentados a concurso no serán devueltos. La Asociación El Puerto se reserva el derecho de custodia, publicación y difusión de las obras premiadas.
  5. De conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, los participantes autorizan la eventual cesión que supondría la publicación en medios de comunicación de sus datos personales como concursantes del certamen.
  6. La participación en este concurso supone la plena aceptación de estas bases, publicadas en:

https://elpuertozgz.wordpress.com/

Relatos ganadores del 5º Concurso de Relatos Cortos Homenaje a Leonor Lorente.

blog.jpg

 

 

1º premio Don Blas Hernández Benítez.

 

 

IDENTIDAD

Era la tapadera perfecta; ¿Quién iba a sospechar de la joven y simpática dependienta? No había nada que temer; estaba entrenada para eso, ni más ni menos. Jamás la podrían descubrir, aunque así fuera tenía varias rutas de escape. Hasta el momento todo estaba saliendo según lo planeado: su verdadera identidad seguía siendo un secreto. Nadie tenía el puzle entero; ni Dédalo podría haber construido un laberinto tan intrincado.

Para sus jefes era solo Elena, ni siquiera les importaba su apellido. Estaba segura de q nunca habían comprobado la documentación; ¿Qué más les daba mientras no faltara al trabajo y atendiera a los clientes con educación? Nada les importaba qué hiciera Elena cuando terminaba su jornada de trabajo; ¿En qué les repercutía a ellos?

-Toma Elena -dijo el señor Chan, con perfecto acento de Shanghái, tendiéndole un sobre -este mes te hemos descontado lo que lompiste. -el señor Chan no esperó respuesta; Elena supo que había llegado el momento.

.Señor Chan -dijo cuando este se iba -mañana no podré venir.

.¿Y pol qué?

-Tengo q ir al médico -contestó sucintamente. Chan la miró con desconfianza -cosas de mujeres -concluyó Elena.

El señor Chan volvió a la oficina mascullando en chino lo que sin duda eran una retahíla de insultos. Elena esperó paciente a q llegara la hora; cuando dieron las dos de la tarde y apareció el relevo, se marchó sin decir nada. Se encaminó a la parada de autobús, ni siquiera pasó por su casa, debía ir a la ciudad; asuntos urgentes no admitían más demora.

Llegó a la ciudad sobre las tres; en un barrio junto al río se vio con Mohamed, sin duda un pseudónimo, un árabe huido de la guerra para el que ella solo era Lina, otro pseudónimo, otra joven supuesta mente huida del este. Lina le enseñó el billete y Mohamed lo comprendió a la primera; no eran necesarias palabras.

-Ten cuidado con la policía -dijo tan sólo Mohamed -están vigilando todo el barrio.

Lina lo sabía, los había visto merodeando, ni si quiera se preocupaban en disimular. Vio una patrulla bajando la calle, sin duda venían por ella, lo intuía. Se desvió por una de las callejas y serpenteó para salir al otro extremo del barrio, pero cuando salía del desfiladero ahí estaban. Esta vez no los pudo evitar. Le pidieron la documentación; ella estaba serena, ni un solo músculo delataba la tensión.

-¿Llevas algo? -peguntó uno de los policías mientras echaba un vistazo al bolso.

-No -contestó escuetamente.

-¿Te han detenido alguna vez? -preguntó otro mientras hablaba por la radio -Illenana Rmanov…

-No -dijo ella convencida de q no la descubrirían.

-…Blanco… -oyó la radio -Está bien -le devolvía el policía la documentación -puedes irte.

Sospechaba q la estaban dejando aparentemente libre. Ahora tendría que despistarlos, estaba convencida de que la seguirían, no la dejarían en paz. Cruzó por el parque, ahí era más fácil verlos, dispondría de margen para deshacerse de cualquier evidencia. Sus amigos, los que ella consideraba sus únicos amigos en esta ciudad, estarían junto al río, bajo el puente de hierro. Pero tampoco ellos conocían su verdadera identidad, al igual que ella tampoco conocía la suya. Sabía q bajo la apariencia de vagabundos se encontraba la última chispa de resistencia.

-¡Alina! -exclamó el más veterano -Qué gusto volver a verte.

-Hola amigos -dijo ella sonriendo por primera vez en todo el día -os echaba de menos.

Se estaban poniendo al corriente, cuando por el camino que recorría toda la orilla del río, apareció un coche patrulla q se aproximaba muy despacio. Alina, disimuladamente, metió la mano por debajo del pantalón.

-Es culpa mía, llevan siguiéndome toda la tarde.

Esta vez la policía los registró a conciencia; pero tampoco encontraron nada, jamás lo encontrarían. A pesar de todo disolverían la reunión; no era conveniente llamar la atención. En cuanto la patrulla siguió su camino, Alina, se marchó rápidamente en otra dirección.

Le quedaba la prueba más difícil. Pero no estaba preocupada, la habían preparado para engañar al polígrafo ¿Por qué no iba a engañar a un simple hombre por muy doctor que fuera? Se sentó en la sala de espera, el hospital por las tardes estaba tranquilo, aun así había gente esperando. Se tapó el rostro con sus largos cabellos y subió un poco el volumen de los cascos.

-Eliana -oyó por encima de la música de Dub Garden, se levantó y entró en la consulta -¿Qué tal te encuentras? -preguntó el doctor repasando el expediente.

-Bien -respondió Eliana con entereza.

-¿Has tenido más idas delirantes? -el doctor la observaba tenuemente por encimad e las gafas.

-No, que yo sepa. dijo guardándose para ella lo que sabía.

Al salir otra vez a la calle la temprana noche invernal caía sobre la ciudad. Eliana miró el teléfono, era hora de llamar. Buscó en los contactos y pasó el dedo por la pantalla.

.¿Sí? -se escuchó a través del aparato.

.-Soy Lena -dijo ella esperando haberlo dicho todo.

——————————————————————————————————————–

 

 

2º premio para Don José Vila Villa-Ceballos.

 

 

PRÁCTICAMENTE INÚTILES

Yokhi se espolsó el polvo de la chaqueta, otro día infructuoso en el yermo. El escáner de su androide de trabajo no había detectado ninguna planta que poder cultivar. A sus diecisiete veranos, ya llevaba cuatro en el grupo de rastreadores, no le gustaba su trabajo salvo por un pequeño secreto. Todos en la cúpula tenían un trabajo asignado en el consejo. Los rastreadores se ocupaban de encontrar las plantas en el yermo que produjese alimentos. Después estaban los cultivadores, responsables del agua, la tierra fértil y de hacer que creciesen las plantas. A parte de estos había cocineros, médicos, ingenieros y alguno más, pero a Yokhi solo le interesaba hacer bien su trabajo y llevarse bien con un par de cultivadores y un ingeniero.

Él tenía acceso al yermo, a los restos de las antiguas civilizaciones precataclismo. Y, aunque los sectores q asignaban estaban muy trillados, siempre encontraban alguna pieza de maquinaria para su amigo ingeniero o un trozo de metal para hacer herramientas para sus amigos cultivadores. El ingeniero a cambio había reprogramado el androide de trabajo de Yokhi. Ahora buscaba toda clase de plantas. Y sus amigos cultivadores le habían proporcionado un saco de tierra fértil y le iban suministrando agua. Todos los trueques que hacían estaban totalmente prohibidos ya que no debían desperdiciar los recursos que escaseaban. Podría conllevar la expulsión de la cúpula.

Yokhi lo tenía todo listo y esa misma tarde le enseñaría su secreto a Tuca. Era una amiga muy especial, tenía dos inviernos menos que él y la quería en secreto desde que podía recordar. Tuca fue al encuentro de Yokhi cuando lo vio entrar por la entrada sur de la cúpula, – ¿Qué tal la búsqueda? – – Hoy no he conseguido nada. – Le respondió Yokhi – ¿Estás lista? – siguió diciéndole él en voz muy baja. – No sé qué puede ser lo que me quieres enseñar, pero vamos. – – Piensa que me ha costado dos veranos conseguirlo – – ¡Dos veranos! – le dijo ella pegándole en el hombro. – ¿Tanto me lo has ocultado? – – jajajaja sí, vamos está un poco lejos.

Salieron del distrito de rastreadores, cruzaron los cultivadores y se adentraron en los ingenieros. – Pues sí que está lejos – dijo Tuca – Me costó mucho encontrar el lugar, pronto verás por qué. – Siguieron andando hacia el oeste. – ¿Ves ese cementerio de máquinas al final de la calle? – – Sí, cada vez me tienes más intrigada – – allí vamos, pero nos tendremos que colar sin que nos vean. – Llegaron hasta la puerta y giraron al norte siguiendo la verja del complejo – Aquí es. – Yokhi apartó una lona sujeta por unas piedras que tapaban un agujero que pasaba por debajo de la verja. – Un segundo, ¡ahora! Pasa – él pasó tras ella. – Sígueme, ves agachada- y fueron adentrándose en el cementerio de máquinas.

Estamos cerca ¿puedo pedirte un favor? – –  Dime señor secretos – – ¿Puedo vendarte los ojos para q lo veas de golpe? – –  está bien pero sin bromas ni sustos que te conozco. – – No te preocupes. – Yokhi sacó un pañuelo limpio de su zurrón y le vendó los ojos a Tuca. – Dame la mano y no me sueltes, Yokhi – –  Tranquila, solo unos pasos más. Agacha la cabeza, a la derecha y… – – ¿Ya? ¿Me lo quito ya? – –  No, aún no. Juguemos a algo. – Propuso él – Estoy expectante, no me hagas esperar más. – –  Pues dime, ¿qué te imaginas que es? – – mmmm, algo que llevas dos veranos haciendo, un cementerio de máquinas… pero tú no eres ingeniero ¿por qué querrás lo que puedes encontrar aquí? – –  Y ¿si no es algo que se encuentre aquí? –  Dijo Yokhi – Vale, dime de dónde viene. – – Del yermo. – – ¿Cómo quieres que sepa qué es? Nunca he estado en el yermo – se quejó Tuca – Piensa – – ¿lo he visto alguna vez? – –  Me  juego mi androide de trabajo a que no – – jajajaja ¿entonces? Algo del yermo… por cierto, huele muy bien aquí. No reconozco este olor pero me gusta. – – es parte de la sorpresa. ¿Te doy una pista más? Está vivo. – –  Creo q no conozco nada vivo que huela tan bien, ¿lo has cocinado? – –  jajajaja no, sigue vivo. – – ¿Qué necesita para vivir? – preguntó ella – Tierra fértil, agua y sol. – – ¡Es una planta! ¡Con lo bien que huele, quiero comer de ella! Déjamela ver ya, venga. – –  No se comen, te lo digo por experiencia. – – ¿Cómo? Una planta que no se come, eso no existe. – – Quítate la venda de los ojos. – Tuca se quitó el pañuelo pero siguió con los ojos cerrados. -Vamos, ábrelos – le dijo impaciente Yokhi – déjame saborear el momento, mmmfffffff. – Aspiró analizando y degustando esos aromas nuevos para ella. Y por fin los abrió.

Sólo aquella que tenía delante podía oler tan bien. Primero se fijó en los colores, no recordaba unos colores tan limpios, tan claros, tan vicos. Esa era la palabra que buscaba, estaban vivos. Había rojos, morados, verdes, blancos, amarillos… y hasta colores de los que no sabía el nombre. Sin perder detalle quiso fijarse en las formas. Las hojas eran serradas, en punta de flecha, en la forma de corazón. Forma que conocía por un cojín que le hizo su abuela hacía varios inviernos.

Y los extremos de las plantas, allí donde exponían sus colores, qué clase de plantas eran estas, qué sentido tenían… campanas, trompetas, botones amarillos rodeados de tiras cotas blancas  Y las que más se gustaron, unas que tenían pequeñas agujas en su tallo verde profundo y salvaje. Y terminaban en un corazón de alcachofa de un rojo púrpura insultantemente bonito. Con que derecho eran tan sobradamente hermosas. -¿Puedo tocarlas Yokhi? – –  Ten cuidado, son delicadas, adelante. – y con toda la ternura del mundo acarició aquellas plantas que además de bonitas eran muy suaves.

-Es lo más bonito que he visto nunca. – – ¿Quieres q las cuidemos juntos? Serán de los dos. – – Sí, quiero aprender a cuidarlas, ver cómo crecen, ver cómo viven… parece mentira que vengan del yermo. ¿Qué función deberían tener o tienen o…? – – No lo sé, n se comen, consumen recursos, son delicadas… son prácticamente inútiles. Pero no puedo dejar de mirarlas y lo quería compartir contigo. Tuca se giró hacia Yokhi, lo miró a los ojos y sin mediar palabra le dio un beso en la mejilla. -. Creo que ya han cumplido su función. -Dijo Tuca y se volvió a girar hacia las plantas del yermo.

En Zaragoza, siendo las doce horas del martes cuatro de diciembre de dos mil dieciocho, se reúne el jurado del 5º Concurso de Relatos Cortos Homenaje a Leonor Lorente.

Preside la reunión D. Julio Cristelley y actúa como secretaria María Pilar Sánchez.

El jurado está constituido por D. Julio Cristelley, Doña Carmen Lorente, D. Antonio Tarí como representante del Centro de Día Romareda, Doña Maite Gonzáles como representante de la asociación “El Puerto” y Doña Paz Campos como miembro del taller de lectura y escritura.

No asiste a la reunión Don Antonio Tarí que justifica su ausencia. Lo representa Doña Isabel García.

Se acuerda por unanimidad otorgar los siguientes premios:

PRIMER PREMIO del 5º Concurso de Relatos Cortos Homenaje a Leonor Lorente dotado con 350 euros al relato “IDENTIDAD” de Don Blas Hernández Benítez.

SEGUNDO PREMIO del 5º Concurso de Relatos Cortos Homenaje a Leonor Lorente dotado con 150 euros al relato “PRÁCTICAMENTE INÚTILES” de Don José Vila Villa-Ceballos.

Finaliza la sesión a las 13.30 horas.

Firmado por el jurado.

poster 2018-001.jpg

 

BASES

 

  1. PARTICIPANTES: Usuarios/as de la Red de Salud Mental de Aragón

 

  1. TEMA: Libre

 

  1. OBRAS: En castellano, con título, originales e inéditas. No presentadas a otros concursos. Escritas a ordenador o máquina. Extensión máxima: 3 páginas (DINA-4) a doble espacio, por una cara, letra formato Times New Roman 12.

 

  1. PREMIOS: Primer premio: 350 euros y Accésit: 150 euros

 

  1. PRESENTACIÓN: Por Correo Ordinario o en mano: por duplicado, anónimo, en un sobre cerrado que especifique: “5er Concurso de Relatos Leonor Lorente” que deberá incluir un segundo sobre cerrado, en el que conste el título de la obra en el exterior y contendrá: Nombre y apellidos, NIF, dirección y teléfono del autor que permanecerán cerrados.

Enviar a la dirección: 

        CENTRO DE DIA ROMAREDA

        C/ ASÍN Y PALACIOS 4

        50009 ZARAGOZA

 

  1. PLAZO DE ADMISION: El plazo concluye el día 15 de Noviembre.

 

  1. La Organización registrará bajo número la recepción de originales

 

  1. JURADO: Estará compuesto por Dña. Carmen Lorente (patrocinadora), un representante del CRP 2ntra. Sra. Del Pilar”, otro/a de la asociación “El Puerto” y del taller de lectura y el escritor D. Julio Crystellis que actuará como presidente de él, siendo su voto de calidad en caso de empate.

 

  1. FALLO DEL JURADO: será inapelable. Se comunicará personalmente a los ganadores de la lectura de los textos premiados. Se hará público en la primera semana de Diciembre de 2018 en el blog del Centro: https://elpuertozgz.wordpress.com

 

  1. El JURADO se reserva el derecho a la interpretación de las bases o cualquier duda o aspecto no previsto en ellas.

 

  1. ENTREGA DE PREMIOS: Se llevará a cabo en el salón de Actos del Centro  del Centro Cívico Universidad. C/ Violante de Hungría, coincidiendo con la celebración de la fiesta de Navidad  de la Asociación EL PUERTO y del Centro de Día Romareda.

 

  1. El Centro de Día Romareda se RESERVA EL DERECHO DE CUSTODIA, PUBLICACIÓN Y DIFUSIÓN por cualquier medio de los trabajos presentados que considere de interés.

 

  1. Los trabajos  presentados al Concurso no serán devueltos.

 

  1. De conformidad con lo establecido en la LOPD 15/1999 los concursantes AUTORIZAN la eventual CESIÓN que supondría la publicación en medios de comunicación de sus DATOS PERSONALES, como concursante en el certamen.

 

  1. La participación en el Premio supone la plena aceptación de las presentes bases y su incumplimiento la exclusión del Concurso.

 

 

 

 

 

 

Primer Premio

Autor: Blas Hernandez Benitez.

“Dice la señorita Gardeñes”

 

Dice la señorita Gardeñes que no hay mal que cien años dure y que lo peor ya ha pasado. Que a partir de ahora solo puede ir a mejor. Y debe tener razón, ¿qué más podía pasar? Cuando has llegado al fono solo puedes ir hacia arriba. Y yo creo que al fondo ya hemos llegado; no hay más que ver la situación; todo está patas arriba.

Dice la señorita Gardeñes que al mal tiempo hay que ponerle buena cara. Yo le digo; -claro si, señorita. Y le sonrío, cómo no sonreírle su es la bondad personificada. Quién se acuerda de los problemas cuando la señorita Gardeñes sonríe. Dice que Dios aprieta pero no ahoga, que es justo y que cada cual recibe lo que merece. Cree, la señorita Gardeñes, que nos merecemos una vida mejor, que no sería justa una vida de sufrimiento. Que no lo merecemos solo por ser nosotros, que no dudemos, que Dios es justo.

La señorita Gardeñes dice que no hay que desesperar, que todo tiene solución, que nada es blanco o negro, que hay muchos colores, que hay muchas opciones. Dice que la oportunidad es para todos; que solo hay que estar atento. Encarar los problemas; ocuparse para no tener que preocuparse. Lo cual parece tener toda la lógica del mundo.

Dice la señorita Gardeñes que ya está bien de mirar al suelo, que hay que mirar al cielo; encarar la vida; no desfallecer. Yo le digo; – Claro señorita Gardeñes. Y le sonrío, cómo no le voy a sonreír cuando sonríe; es imposible no dejarse llevar. Es contagiosa su alegría, y a pesar de todo uno acaba riendo como un niño. Reír por no llorar está claro, pero a fin de cuentas; reír. Es lo mejor que podemos hacer; tomárnoslo todo a cachondeo, reírnos de nuestra mala suerte.

Dice la señorita Gardeñes que justifico muy bien mis malas conductas, mis distorsiones. Que hago dogma de mi criterio y entonces ya no se puede hacer nada, que me vuelvo inaccesible, que me encierro y no avanzo; que doy un pasito para adelante y dos para atrás. No le puedo engañar, aunque lo intente no lo consigo; la señorita Gardeñes es muy lista. Me lee el pensamiento cuando le interesa, me lee el rostro como un libro abierto. Dice, y es verdad, que mi expresión no deja lugar a dudas; aunque le diga que me encuentro bien, ella sabe cuando me encuentro mal. No le puedo engañar. Yo disimulo, mastico en silencio la procesión y ella viene sonriendo…y cómo no sonreírle.   Me desarma, me descorre el velo y de nada sirven mis justificaciones; solo el pensamiento distorsionado. Yo le digo; -Nada, no pasa nada señorita. Pero ella insiste, no me deja hasta que no me río.

La señorita Gardeñes me ayuda mucho, ayuda a todo el mundo, cree que no lo puede evitar. Dice que todo el mundo es merecedor de compasión. Pero no la hipócrita compasión de los beatos; sino de su compasión; práctica y útil. Dice que es la cuestión, hacer cosas prácticas y útiles. Terminar cada día con la sensación de haber hecho las cosas bien, sentirse satisfecho de los pasitos dados. Yo le digo; -Claro que sí, señorita. Y le sonrío, cómo no sonreír, es tan bondadosa, tan madruda qu ella recupero la inocencia.

La señorita Gardeñes me dice las cosas sin tapujos, de igual a igual, aunque esto no sea posible, así me lo hace sentir. Yo no le discuto, sé que tiene razón en todo, aunque me joda su clarividencia cuando me hace ver mis errores, aun antes de cometerlos. No me puedo justificar ante ella; hace que la verdad sea evidente, le te puedes ocultar, esconder, sabe llegar a los más íntimo. Yo le digo;-Pero, señorita… A lo que ella contesta con alguna máxima irrefutable. Cómo le voy a discutir, sé que todo lo hace por nuestro bien. Ante eso queda uno desarmado; te puedes esconder, pero no puedes huir. Puedes dejar de hacer, pero te esperará justo donde lo dejaste.

Dice la señorita Gardeñes que no hay vuelta atrás, que todo es seguir adelante. Que puedo claudicar pero que no lo haga sin intentarlo, ante todo hay que intentarlo, esforzarse por lo que uno realmente quiere. Yo le digo que si, que tiene toda la razón; cómo le voy a discutir si me me lo dice por mi bien. Un bien que a veces yo mismo me niego empeñado en seguir perdiendo, en seguir perdido, esperando a nada en la puerta de paraíso.

Dice la señorita Gardeñes que todo podría ser peor. Yo le digo; -Claro señorita, sin usted sería peor. Si, así sería peor; sin ella ocupándose de todo. Y no ya por que se o cupe; sino por el hueco que habría sin ella. Solo de pensarlo me puede la desesperación, pero ella dice que no hay que desesperar, que todo está a punto de cambiar, que ya ha pasado lo peor. Que solo hay que crecer, que ir hacia adelante, que a luz nos espera a todos. Que solo se trata de intentarlo, darlo todo, y que no estamos solos.

La señorita Gardeñes cree que tenemos muchas habilidades, capacidad suficiente para salir del fango. Dice que a pesar de todo lo que haga ella, nada cambiará sin nuestras acciones, sin nuestra firme voluntad, sin nuestro serio intento por mejorar. Que lo que no podemos hacer es seguir siempre igual. Yo le digo: -Cierto señorita, eso está claro. El problema es que a veces uno no quiere salir de las costumbres, de la jurisprudencia de las adaptaciones, de eso que en algún momento nos ha servido para sobrevivir. Somos animales de costumbres y estas a veces, lejos de ser beneficiosas, nos perjudican, nos limitan, nos mantienen atados a la mala suerte, a la tendencia autodestructiva; es irónico.

Dice la señorita Gardeñes que el dolor no debe servir de excusa, sino de acicate. Que es una buena razón para continuar, para no abandonar, para intentarlo de veras. Una buena razón para seguir luchando. Yo le sonrío; ella sabe bien lo que dice y todo lo dice por nuestro bien. Aunque no podamos evitar sentirnos atacados; que es el que fuimos el que se defiende. Que solo es miedo al cambio y que este se supera precisamente cambiando. Es todo ta fácil cuando ella lo dice, todo tan lógico, no puedo más que sonreír, asentir, consentir.

La señorita Gardeñes dice…

-Pero; ¿tú qué dices?

-¿Yo? Yo me cago en mi puta sombra…

<<>><<>><<>><<>><<>><<>><<>><<>><<>><<>><<>><<>><<>><<>>

Accesit

Autora: Ana Rosa Gimenez Pola.

“Yo confieso”

Me llamo Aurora y tengo 93 años. Vivo sola desde hace 17 años cuando falleció mi Marido. Un hombre bueno, honrado y trabajador. Un buen marido y buen Padre. Un hombre al que siempre quise pero nunca amé, y al que jamás me atreví a confesarle mi gran secreto. Ese que lleva atormentándome toda mi vida. Han pasado 72 años, pero lo recuerdo como si fuera ayer. Yo tenía 21 años, no era guapa, pero llamaba la atención de los hombres. Un día de invierno conocí al que fue mi primer novio. El hombre que más he amado pero al que acabé odiando toda mi vida. A los 2 meses de conocernos ya estábamos comprometidos, yo estaba tan enamorada que cometí uno de los mayores errores de mi vida. Me entregué a él. Jamás podría haber imaginado las consecuencias que este hecho traería a mi vida. A las 2 semanas me abandonó, me dijo que ya no le “servía” porque estaba “usada”. Me sentí sucia y culpable, pero lo peor estaba por llegar, a los dos meses descubrí que estaba embarazada. Le busqué desesperada y me rechazó negando que el hijo fuese suyo. Llegué a mi casa y confesé el embarazo a mis padres, no hubo gritos, ni reproches, solo silencio. La mirada de mi madre vislumbraba odio y la de mi padre una profunda decepción (jamás volvió a dirigirme la palabra en privado). A pesar de ser mayor de edad, mi madre decidió mi futuro, lo organizó todo. (Que podía hacer, no tenía elección). ¿O quizás sí? Me obligó a vivir en casa de su hermana, nadie debía enterarse jamás de mi embarazo y así fue. Mi tía me trató de una forma fría y distante. En esos meses comprendí porque ningún hombre había querido casarse con ella. Era una mujer infame y cruel, muy cruel. Pasé todo el embarazo recluida en su casa. Fue un infierno, pero lo peor estaba por llegar, nunca o hubiese imaginado. Mi madre y mi tía habían urdido su malvado plan sin decirme nada. Llegó el día del parto. Fue horrible, casi muero desangrada. (ojalá hubiera muerto ese día, para no vivir con este sentimiento de culpa toda mi vida) Di a luz una niña preciosa, gordita y sonrosada. Fue entonces cuando mi madre y mi tía me dijeron que la tenía que dar en adopción. Estaba todo hecho. Me quedé helada y me negué en rotundo. O “eso o a la calle” dijeron las dos al unísono. Le había puesto unos patucos que yo misma había tejido durante el embarazo, y que guardé toda mi vida como un tesoro. De hecho los tengo ahora mismo en mi mano izquierda mientras escribo estas líneas. (a pesar del tiempo transcurrido puedo sentir su olor) Fue un 17 de noviembre. (el peor día de mi vida). Hacía frío, mucho frío, y allí estaba yo, en el hogar pignatelli entregando a mi hija a una extraña- Recuerdo su gran cruz y su mirada de desprecio. En ese instante morí. Llovía a cántaros, como si el cielo estuviera puesto en mi contra. Caminé bajo la lluvia como una autómata. Mil veces tuve la tentación de volver a buscarla. Mil veces me he preguntado cómo habrá sido su vida. ¿Será feliz? ¿Estará viva? ¿Me odiará? Mil veces grité en silencio, sin poder compartir mi secreto con nadie. Ahora al final de mi vida, yo confieso, no para que dios me perdone , sino para que perdone a las personas a la sociedad que me obligaron a cometer una de las mayores crueldades que se le puede pedir a una madre. Abandonar a su hijo.

 

 

Primer Premio

“Dice la señorita Gardeñes”

Autor: Blas Hernandez Benitez.

 

Accesit

“Yo confieso”

Autora: Ana Rosa Gimenez Pola.

 

Entrega de premios el día 20 de diciembre a las 11:30 en el centro cívico Universidad.

¡Enhorabuena a los premiados!

Los textos serán publicados después de la entrega de premios.

poster-del-concurso2017_conlogos.jpg

BASES

  1. PARTICIPANTES: Todos los usuarios de la Red de Salud Mental de Aragón

 

  1. TEMA: Libre

 

  1. OBRAS: En castellano, con título, originales e inéditas. No presentadas a otros concursos. Escritas a ordenador o máquina. Extensión máxima: 3 páginas (DINA-4) a doble espacio, por una cara, letra formato Times New Roman 12.

 

  1. PREMIOS: Primer premio: 350 euros.

                     Accésit: 150 euros

 

  1. PRESENTACIÓN: Por Correo Ordinario o en mano: por duplicado, anónimo, en un sobre cerrado que especifique: “ 3er Concurso de Relatos Leonor Lorente” que deberá incluir un segundo sobre cerrado, en el que conste el título de la obra en el exterior y contendrá : Nombre y apellidos, NIF, dirección y teléfono del autor que permanecerán cerrados, excepto los de los ganadores una vez se conozca el veredicto Enviar a la dirección:

CENTRO DE DIA ROMAREDA

C/ ASÍN Y PALACIOS 4

50009 ZARAGOZA

 

  1. PLAZO DE ADMISION: El plazo concluye el día 13 de Noviembre

 

  1. La Organización registrará bajo número la recepción de originales y no mantendrá ningún tipo de comunicación con los autores no agraciados.

 

  1. JURADO: Estará compuesto por Dña. Carmen Lorente (patrocinadora), un representante del Centro, dos colaboradores del Taller de Escritura y el escritor D. Julio Crystellis que actuará como presidente de él, siendo su voto de calidad en caso de empate.

 

  1. FALLO DEL JURADO: será inapelable. Se comunicará personalmente a los ganadores qué quedarán obligados, salvo fuerza mayor, a la lectura de originales. Se hará público en la primera semana de Diciembre de 2016 en el blog del Centro: https://elpuertozgz.wordpress.com

      10.     El JURADO se reserva el derecho a la interpretación de las bases o          cualquier duda o aspecto no previsto en ellas.

      11. ENTREGA DE PREMIOS: Se llevará a cabo en el salón de Actos del Centro del Centro Cívico Universidad. C/ Violante de Hungría, coincidiendo con la celebración de la fiesta de Navidad del Centro de Día Romareda.

      12. Los RELATOS PREMIADOS se publicarán en revistas dispuestas a su edición.

 

  1. Los autores de las obras galardonadas cederán en exclusiva al Centro de Día Romareda todos los DERECHOS DE EXPLOTACIÓN sobre esas obras.

     14. El Taller de Escritura del Centro de Día Romareda se RESERVA EL DERECHO DE CUSTODIA, PUBLICACIÓN Y DIFUSIÓN por cualquier medio de los trabajos presentados que considere de interés.

 

  1. Los trabajos presentados al Concurso no serán devueltos.

 

  1. Cualquier autor RENUNCIA a cualquier tipo de DERECHO PATRIMONIAL que se derive de la publicación de su trabajo

 

  1. De conformidad con lo establecido en la LOPD 15/1999 los concursantes AUTORIZAN la eventual CESIÓN que supondría la publicación en medios de comunicación de sus DATOS PERSONALES, como concursante en el certamen.

 

  1. La participación en el Premio supone la plena aceptación de las presentes bases y su incumplimiento la exclusión del Concurso.

Ganador

FUERA DE LO COMÚN

Un día más salgo de mi casa para colocarme en la fila que por rutina seguimos. Nadie sale de ella, pues ni tan siquiera se plantean que puede haber otro camino, pero tengo tanta curiosidad que no me deja seguir siendo una más, por lo que decido abandonar la comodidad de lo conocido para ir hacia cualquier otro lugar porque necesito saber que hay más allá de lo que mi vista puede alcanzar.

Al girarme para salir de la línea recta, dos de mis compañeras enseguida se disponen a chismorrear.

-¿A dónde va esa?

-Yo creo que ni ella lo sabe. Siempre ha sido un poco rarita.

-Desde luego.  A mí una vez me dijo que le gustaría subir a un árbol.

-¿Pero qué dices? ¡Si los que hay en esa zona son inalcanzables!

-Eso le dije yo. Entonces ella me contestó que era cuestión de arriesgarse.

Las dos ríen a carcajadas pensando que mis ideas son del todo incoherentes. Nunca he tomado en consideración sus comentarios y mucho menos ahora que por fin me he decidido a seguir mi propio rumbo.

Me sumerjo en un bosque lleno de largas y finas hojas de hierba que todavía están húmedas por el rocío de la mañana. No muy lejos puedo divisar un árbol que parece enorme y sin pensarlo, me dirijo directa hacia él. Al llegar a sus pies no puedo salir de mi asombro, pues realmente es gigantesco, ni tan siquiera puedo ver dónde termina su copa, pero me ha costado más de dos horas llegar hasta aquí, así que no pararé hasta que consiga escalarlo. Antes de nada me dispongo a almorzar, descanso un rato meditando sobre lo que estoy haciendo, después hago unos ejercicios de calentamiento y de inmediato empiezo el ascenso.

Enseguida me encuentro con más osados que tratan de realizar tan ardua tarea, aunque la más intrépida es una madre que va cargada con su recién nacido.

-¿No tienes miedo? –Le pregunto.

-Un poco, pero creo que es muy beneficioso para mi hijo y para mí.

-A mí me ha costado decidirme a dar este paso.

-Yo he vivido siempre aquí, así que estoy habituada a escalar este gigante.

-¡Qué suerte! Para mí es la primera vez.

-Si necesitas ayuda sólo tienes que decirlo.

-Gracias. Espero que tengas un buen ascenso.

Me adelanto un poco para seguir avanzando porque ella parece muy experimentada, pero yo no puedo despistarme. Después de un buen tramo subiendo por el tronco puedo observar alucinada el comiendo de las ramas repletas de hojas, pero lo que más me intriga son sus frutos que no puedo ver todavía, pero que ya puedo oler. Creo que se trata de suculentas peras, lo cual puedo confirmar unos cuantos pasos más arriba, si bien lo que no me esperaba es que fuesen tan superiores a mi tamaño. Soy pequeña y estoy acostumbrada a que casi todo mi alrededor sea mayor que yo, pero las medidas de este peral me dejan estupefacta.

De repente, oigo una voz que sale desde lo  más alto.

-¡Cuidado allá abajo!

-¿Qué ocurre? –pregunto asustada.

-¡Las peras más maduras se están cayendo!

Una de ellas pasa muy cerca de mí, aunque por suerte ni me ha rozado. Enseguida miro hacia abajo para saber si la madre y el hijo que transporta están bien.

-Tranquila, todo está perfecto – me dice mientras sonríe. Esto es normal, solo tienes que avanzar mirando siempre hacia arriba y así verás a tiempo si se cae alguna más.

-Gracias. Eso haré.

Sigo fascinada con su valentía. Para ella será habitual, pero yo lo considero bastante peligroso, aunque no imposible.

Por el camino voy recogiendo diminutos trozos de frutas que se han quedado atrapados por la corteza del árbol para darme el gusto de saborearlas más tarde.

Después de mucho esfuerzo alcanzo el punto más alto. Desde allí puedo observar la hilera de mi civilización y todavía parecen más pequeños de lo que son en la inmensidad que puedo observar. Se asemejan a una legión autómata que se dirige a la batalla un paso tras otro, sin descanso, como si no hubiera ninguna otra opción.

Sin embargo, sé que debo regresar al lugar que la naturaleza escogió para mí, por lo que después de disfrutar durante largo rato de las vistas decido descender para regresar a mi hogar.

Casi está anocheciendo cuando disimuladamente me incorporo en mi lugar.

-¿Dónde has estado todo el día? –me preguntan al unísono las compañeras que esta mañana me criticaban.

-He ido a escalar un árbol –les respondo con una sonrisa picarona.

-Esta chica no está bien –le comenta una a la otra.

-Estoy perfectamente –respondo en tono altivo.

-Si tú lo dices…

-Solo porque seamos hormigas no tenemos que seguir el mismo sendero todos los días.

Hoy me he demostrado a mí misma que aunque los insectos podemos parecer minúsculos, somos capaces de conseguir grandes logros aún con nuestro mínimo tamaño.

Mientras se quedan perplejas sin saber que decir me llevo a la boca una porción de pera, pensando en como la mariquita no dudaba en avanzar con su hijo a cuestas, convirtiéndose en invencible a cada paso que daba.

Ana Belén Arbués Ramos

 

Accesit

AMAR A PESAR DE TODO

 

Fue entonces cuando comencé a caminar y me di cuenta de que algo me faltaba…

En un barrio de vecinos de Las Alpujarras (Granada), donde cotidianamente los adultos trabajaban, se afanaban bajo el Sol en sus quehaceres. Los niños pequeños estudiaban hasta el bachillerato y se hacían hombres y mujeres que posteriormente emigrarían a la ciudad en busca de una vida mejor. Y los ancianos pasaban sus últimos días en casa rodeados de sus seres queridos… Esto es en cierto modo, ya que, Marcelino y Segismunda de edad avanzada habían sido llevados a una residencia a unos kilómetros de Las Alpujarras donde había un pueblo más grande casi ciudad. Y allí vivían el dí a a día el uno junto al otro esperando a que se pasara el invierno, para poder recibir visitas de sus tan queridos hijos y nietos. Ellos se habían olvidado de que tenían que permanecer hasta el último día de sus vidas en aquella residencia tan triste y pesada en contra de su voluntad.

Allí se intentaban adaptar y pasar la vida que les había tocado vivir. En su soledad recordaban tiempos mejores. Cuando todos estaban reunidos los Domingos frente al televisor o cuando estaban celebrando algún cumpleaños u otros acontecimientos que recordaban con nostalgia.

Ahora la suerte había cambiado de una manera, hostil e incluso desesperante.

Sí Marcelino y Segismunda lo habían dado todo por sus hijos aun cuando estos se habían portado muy mal con ellos.

“-Es nuestra suerte”, se decían. “-A ver si llega pronto el verano y nos reunimos todos aquí en este pueblo el cual todavía no conocemos bien”.

Entre tanto en Las Alpujarras la vida seguía y había un clima y un aire de suficiencia se respiraba por todas las esquinas y hogares, parecía como si la rutina y la indiferencia se había apoderado de aquel lugar. Se oía un murmullo de gentío que estaba en sus labores, los habitantes de aquel pueblo seguían sin darse cuenta que todos llegaremos aún extremo cuando las fuerzas te faltan, ni si quiera tienes ganas de nada e incluso nos duela el paso del tiempo. Todos somos vulnerables sin embargo hay cosas que suceden que no tendrían que suceder. Y al última etapa de cada ser humano ira trascurriendo hacia el final.

Que desarrollará en el más allá. Con el amor que tratemos a los demás. Con este amor que es lo único que no perecerá seremos transportados hacia el infinito. Pero no me voy por las ramas tan pronto porque a Marcelino y Segismunda  les esperan a parte del más allá, vivir aquí amando a pesar de los pesares y no renegar nunca de la famila que les haya tocado en suerte.

Cuando era verano, los dos salieron con sus prótesis a dar un pequeño paseo  a un parque lleno de palomas, pues querían echar las migas de  pan que les habían sobrado de la comida. Y de paso habían quedado con sus familiares que por fin, habían venido a verlos. ¡Qué alegría! Marcelino levantaba las manos al cielo, cuando vio venir a sus nietos. ¡Cómo sería encuentro que casi lloraban de emoción! Y a sus hijos también se les alegró el semblante, algo que tenían un poco triste a pesar de querer vivir sin ataduras.

“-Hijos, ¿cómo estáis?, -decían los dos abuelos,- “-¡Cuánto habéis tardado en venir a vernos!”. “- Senos hacían los días eternos!. “-Pero somos muy felices de estar aquí”, decían disimulando sus lágrimas. “-Creo que es el día más feliz de nuestras vidas; ¿vedad Segis?”… Y se despidieron después de comer todos juntos.

Así se hubo puesto el Sol, Marcelino y Segismunda se guardaron de la calor, se quedaron en la residencia, esperando la hora de ir a dormir…

Mª Jose Andrés Moral

Primer premio:

Ana Belén Arbués Ramos: ‘Fuera de lo común

 

Accesit:

Mª Jose Andrés Moral: ‘Amar a pesar de todo

pluma

Poster Concuso literario 2016

poster16

BASES

  1. PARTICIPANTES: Todos los usuarios de la Red de Salud Mental de Aragón

 

  1. TEMA: Libre

 

  1. OBRAS: En castellano, con título, originales e inéditas. No presentadas a otros concursos. Escritas a ordenador o máquina. Extensión máxima: 3 páginas (DINA-4) a doble espacio, por una cara, letra formato Times New Roman 12.

 

  1. PREMIOS: Primer premio: 350 euros.

                     Accésit: 150 euros

 

  1. PRESENTACIÓN: Por Correo Ordinario o en mano: por duplicado, anónimo, en un sobre cerrado que especifique: “ 3er Concurso de Relatos Leonor Lorente” que deberá incluir un segundo sobre cerrado, en el que conste el título de la obra en el exterior y contendrá : Nombre y apellidos, NIF, dirección y teléfono del autor que permanecerán cerrados, excepto los de los ganadores una vez se conozca el veredicto Enviar a la dirección:

CENTRO DE DIA ROMAREDA

C/ ASÍN Y PALACIOS 4

50009 ZARAGOZA

 

  1. PLAZO DE ADMISION: El plazo concluye el día 1 de Noviembre

 

  1. La Organización registrará bajo número la recepción de originales y no mantendrá ningún tipo de comunicación con los autores no agraciados.

 

  1. JURADO: Estará compuesto por Dña. Carmen Lorente (patrocinadora), un representante del Centro, dos colaboradores del Taller de Escritura y el escritor D. Julio Crystellis que actuará como presidente de él, siendo su voto de calidad en caso de empate.

 

  1. FALLO DEL JURADO: será inapelable. Se comunicará personalmente a los ganadores qué quedarán obligados, salvo fuerza mayor, a la lectura de originales. Se hará público en la primera semana de Diciembre de 2016 en el blog del Centro: https://elpuertozgz.wordpress.com

 

  • El JURADO se reserva el derecho a la interpretación de las bases o cualquier duda o aspecto no previsto en ellas.

 

  • ENTREGA DE PREMIOS: Se llevará a cabo en el salón de Actos del Centro del Centro Cívico Universidad. C/ Violante de Hungría, coincidiendo con la celebración de la fiesta de Navidad del Centro de Día Romareda.

 

  • Los RELATOS PREMIADOS se publicarán en revistas dispuestas a su edición.

 

  1. Los autores de las obras galardonadas cederán en exclusiva al Centro de Día Romareda todos los DERECHOS DE EXPLOTACIÓN sobre esas obras.

 

  • El Taller de Escritura del Centro de Día Romareda se RESERVA EL DERECHO DE CUSTODIA, PUBLICACIÓN Y DIFUSIÓN por cualquier medio de los trabajos presentados que considere de interés.

 

  1. Los trabajos presentados al Concurso no serán devueltos.

 

  1. Cualquier autor RENUNCIA a cualquier tipo de DERECHO PATRIMONIAL que se derive de la publicación de su trabajo

 

  1. De conformidad con lo establecido en la LOPD 15/1999 los concursantes AUTORIZAN la eventual CESIÓN que supondría la publicación en medios de comunicación de sus DATOS PERSONALES, como concursante en el certamen.

 

  1. La participación en el Premio supone la plena aceptación de las presentes bases y su incumplimiento la exclusión del Concurso.

 

 

Os queremos dar a conocer a los ganadores del I Premio de Relatos “Leonor Lorente 2014”

1 Premio: “LA DUEÑA DE MI SOLEDAD” de Juan Carlos Marco de Vallés.
2 Premio: “VUELVE A TÍ” de Elena Belén Nogueras García.

Muchas felicidades!!!! os esperamos el 18 de diciembre en el Centro Cívico Universidad.

DibujoEn el Centro Cívico Esquinas del Psiquiátrico, los dias 16,18,19 y 22; en horario de 10.30-13h y de 17-20h.

La Virgen del Pilar

Hace un par de semanass estuvimos en la Virgen del Pilar  con su espectacular manto donde nos hicimos algunas fotos subiendo a la parte de arriba.

.DSC08462 DSC08463 DSC08464 DSC08465

Ademas este año tuvimos la novedad de las gradas desde las que se podia ver la ofrenda.

El manto lucia en todo su explendor lleno de flores ademas este año tambien se ha batido el record de participacion.

 

La exposicion recopila 72 estampas  ilustradas y grabados que forman parte de la exposicion “Ciclos literarios de Dali”. Las obras pertenecen a tres series de estampas pintadas entre los años 1946 y 1974 sobre obras literarias clasicas sobre todo francesas. Esta exposion presenta al Dali mas provocativo.

El libro de Rebelais es una satira contra las instituciones mas respetadas de su tiempo.

Los sueños caprichosos de Pantagruel’ de Rebelais es una serie de veinticinco litografías en las que Dalí recrea las ilustraciones que Françoise Desprez realizó sobre esta obra para la edición que Richard Breton publicó en París en 1565

El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes, Los sueños caprichosos de Pantagruel de Rebelais y Las Fábulas de La Fontaine. Sobre estas tres obras esta basada la coleccion de estampas en los que el artista a plasmado su particular vision de las mismas.
Salvador Dali
 pantagruel

Salida al centro de Historia

Hace algunos fines de semana estuvimos en el Centro de Historias viendo una exposicion titulada la ciudad tejida donde veiamos una serie de objetos tejidos como bicicletas, una mesa y su silla, un banco con un señor mayor todo tejido  a mano y las fachadas de dos conocidas tiendas cercanas al museo.

El tipo de cosido es un grafiti de lana llamado “UrbanKnitting ” y “yarn Bombing” que se ha expandido por todo el mundo

El grupo “urban Kiting ” de Zaragoza es el encargado de esta propuesta en la que como digo salen varias zonas de la ciudad e iconos como la Virgen del Pilar”.

>Tambien destacar el caracter solidario de la muestra ya que una vez pasada la exposicion sera todo retejido y convertido en mantas que seran donadas a diferentes entidades sociales.CAM00733 CAM00734

 

Ademas de esta exposicion visitamos otras dos una denominada “Antropomorfos” en la que la mayoria de obras son pintura aun que tambien hay alguna escultura de seis artistas zaragozanos. Juan Carlos Callejas, Eduardo Lozano, Cristina Herrera, Ana Maorad, José Moñú y Javier Riaño se han unido para presentar esta exposición que pretende hacer reflexionar al espectador sobre qué factores definen lo aparentemente humano.

Antropomorfo-Exposiciones Zaragoza

La muestra, va desde la abstracción, con obras de Lozano o Callejas hasta el figurativismo de la mano de Riaño o Maorad. En la exposición también encontramos tres esculturas de Riaño, medios rostros casi humanos que permanecen en la ambigüedad.

La siguiente exposicion se titula “¿Poesia Visual en Aragon?”.

¿Poesía Visual en Aragón?

Visita al Palacio de Justicia

Su existencia a lo largo de estos 25 años ha estado lleno de momentos de gran dificultad para los jueces, magistrados , etc que lo componen. no solo por lo que suponia poner en marcha una de las mas altas instituciones de Justicia si no tambien por la importancia y trascendencia que para los aragoneses suponia contar, despues de muchas decadas con un tribunal encargado de resolver definitivamente sobre asuntos propios de los fueros y del derecho civil aragones.

Pese a ala percepcepcion de inmovilidad con que se suele mirar a la justicia, el Tribunal Superior, y los juzgados y tribunales de Aragon, en estas mas de dos decadas.

 

Historia del Palacio

D. Pedro martinez de luna, virrey de Aragon y primer, Conde de Morata, ordeno la construccion de su casa palacio (1551-1560) en la calle Coso de Zaragoza.
La propiedad del palacio paso por distintas familias de nobles de la ciudad hasta 1728 en que el conde de Peralada, tras su fallecimiento lo dono a Felipe V.
Lo edifico Martin “el de Tudela.

En 1931 fue declarado Monumento Nacional.

 

Como funciona el Tsj de Aragon

El Tribunal Superior de Justicia de Aragon culmina la estructura de juzgados y tribunbales de nuestra Comunidad Autonoma. Es el mas alto tribunal en la comunidad y el unico que sienta jurisprudencia sobre nuestro derecho foral , el Derecho civil Aragones.

Esta formado por tres salas, especializadas cada una de ellas en derecho especifico:

  • La sala Civil y Penal encargada, en su parte civil, de los recursos presentados en materia de derecho foral.
  • La sala de lo Social encargada en los recursos contra las sentencias de los juzgados de los social de Aragon. se ocupa dfe aspectos relativos a los ciudadanos relacionados con su vida laboral.
  • La sala de lo Contencioso Administrativo resuelve los recursos que interponen los ciudadanos contra las administraciones publicas referidas a tributos, multas, licencias, y tb resuelve los problemas que surgen entre las administraciones publicas.

 

La Exposicion ofrece ademas una recopiolacion fotografica y documental para conocer mas detalladamente el conjunto del Palacio. Tambien se exponen los hitos juridicos mas relevantes de la historia del tribunal.
palacio de justicia

Este texto es una recopilacion del folleto de visista del palacio de Justicia.

El pasado Martes fuimos a la exposicion de Ambar en la Camara de Comercio de  “La cerveza un clasico” 100 años de historia del archivo de La Zaragozana.

La exposicion nos muestra una serie de productos, archivos, y documentos que nos da una idea de la repercusion de la zaragozana a nivel industrial en la sociedad zaragozana.

CARTEL

Os queremos hacer un recordatorio sobre el concurso de Relatos “Leonor Lorente 2014”, aun estáis a tiempo de presentar vuestros relatos.

BASES:

El Centro de Día Romareda y la Asociación de Familiares, usuarios y amigos AFAR convocan el Premio de Relatos “Leonor Lorente 2014” y lo hacen con arreglo a las siguientes consideraciones:

1ª.- Podrán optar al Premio de Relatos “Leonor Lorente 2014” todos los usuarios de la red de salud mental en Aragón que presenten un relato inédito.

2ª.- Los trabajos tendrán una extensión mínima de 2 folios y máxima de 3 folios, deberán presentarse en español. Además, los participantes deberán presentar dos ejemplares en papel tamaño DIN A-4 mecanografiados a doble espacio y por una sola cara, siendo el tipo de letra utilizada el Times New Roman, 14.

3ª.- Queda bajo la exclusiva responsabilidad del autor la inscripción de la obra premiada en el Registro de la Propiedad Intelectual.

4ª.- El Centro de Día Romareda y la Asociación de Familiares AFAR registrarán, bajo número, la recepción de originales y no mantendrá ningún tipo de correspondencia con los autores presentados a este certamen.

5ª.- La admisión de originales finalizará el día 5 de noviembre de 2014.

6ª.- Las obras podrán enviarse por correo ordinario a la dirección siguiente: Centro de día Romareda o AFAR, C/, Asín y Palacios 4, 50009 Zaragoza , especificando en el sobre Premio de Relatos “Leonor Lorente 2014”. Cada original irá firmado con el nombre y apellidos del autor, o bien con seudónimo, siendo en este último caso indispensable especificarlo. Toda obra irá acompañada de un sobre aparte donde figuren los siguientes datos:

1) Identificación (nombre y apellidos) del autor y número del documento nacional de identidad, pasaporte o cualquier otro documento oficial identificativo.

2) Domicilio y número de teléfono.

3) Manifestación expresa del carácter original e inédito de la obra que se presenta.

4) Manifestación expresa de la titularidad del autor sobre todos los derechos de la obra, así como de la inexistencia de cargas o limitaciones a sus derechos de explotación.

5) Manifestación expresa de la aceptación por el autor de la totalidad de las bases del Premio de Relatos “Leonor Lorente 2014”.

Los sobres permanecerán cerrados, salvo en el caso del ganador del premio.

7ª.- El jurado del certamen estará compuesto por Dª Mª Pilar Sánchez, Dª Susana Terraza, D. Antonio Tarí, Dª Carmen Lorente y D. Julio Crystellis que actuará como presidente del jurado, siendo su voto de calidad para el caso de empate

8ª.- El fallo del jurado es inapelable y se hará público en la primera semana de diciembre de 2014.

9ª.- El premio otorgado a aquel primer relato que, por mayoría de votos o por unanimidad, sea considerado merecedor del Premio de Relatos “Leonor Lorente 2014”, consistirá en la entrega de una cantidad por importe de 350 euros.
Igualmente, habrá un segundo premio para otro relato consistente en un accésit con la entrega de la cifra de 150 euros.

10ª.- La entrega del premio se llevará a cabo en el salón de actos del centro cívico “Universidad” C/. Violante de Hungría, durante la celebración de la fiesta de navidad

11ª.- Los relatos premiados serán publicados en revistas que estuvieran dispuestas a su edición

12ª.- La otorgación del premio supone que los autores de la obra galardonada cedan en exclusiva al Centro de Día Romareda y a la Asociación AFAR todos los derechos de explotación sobre esa obra, cualquiera que fuese su modalidad.

13ª.- De conformidad con lo establecido en la LOPD 15/1999, el/la concursante autoriza la eventual cesión que supondría la publicación en medias de comunicación de sus datos de carácter personal como participante en el presente certamen

14ª.- Así mismo, el Centro de Día y Afar, se reserva el derecho de custodia, publicación y difusión por cualquier medio de los trabajos presentados no premiados que considere de interés. No se devolverán los originales. El resto serán destruidos

15ª.- La presentación al premio por los participantes supone la aceptación total de las presentes bases y su incumplimiento la exclusión del concurso.

El pasado Martes visitamos la exposicion sobre el tranvia el que hay ahora y los tranvias antiguos.

En la primera planta se pueden ver fotografias de la linea actual del tranvia y un audiovisual sobre la misma.

En la segunda planta se pueden ver fotografias antiguas de las diferentes lineas de tranvia que han estado en la ciudad, de como era su funcionamiento sobre todo en el distrito de delicias ademas al acabar la esposicion hay una terraza donde tomar algo.
En el siguiente enlace hay mas informacion de la misma:http://www.zaragoza.es/ciudad/viapublica/movilidad/movi/detalle_Noticia?id=220615

 

exposicion delicias